El compromiso ambiental es central en para CIIMA-UP4, centrado en el eje de Movilidad de Bajas Emisiones de la Estrategia de Movilidad Segura, Sostenible y Conectada 2030, para la reducción significativa de las emisiones contaminantes asociadas con el transporte.

Por ello, dentro de las actividades CIIMA-UP4, se propuso la implementación del Barcelona Living Lab enfocado en el desarrollo de tecnologías innovadoras y medidas cooperativas aplicadas al transporte de mercancías.

El Barcelona Living Lab emergió así como un escenario altamente efectivo para la investigación y desarrollo de soluciones vanguardistas, destacando su impacto significativo en el ámbito de la movilidad de bajas emisiones y la eficiente distribución de mercancías en entornos urbanos.

Este laboratorio vivo se ha creado buscando su distinción por su capacidad para integrar diversas fuentes de datos y aplicar tecnologías avanzadas, marcando así un enfoque integral para afrontar los desafíos contemporáneos de la movilidad sostenible y la logística urbana.

La fortaleza del Barcelona Living Lab radica en la convergencia de datos provenientes de diversas fuentes, tales como sensores urbanos, sistemas de transporte público, y dispositivos de seguimiento de vehículos. La interconexión de estos datos proporciona una visión holística y precisa del entorno urbano, permitiendo a los investigadores y desarrolladores identificar patrones, analizar tendencias y proponer soluciones innovadoras.

Las estrategias basadas en datos implementadas en el Barcelona Living Lab van más allá de la mera optimización de los flujos de tráfico y la gestión de rutas de distribución. Se orientan hacia la consecución de metas más elevadas, como la reducción de emisiones contaminantes, la promoción de modos de transporte sostenibles y la creación de entornos urbanos seguros y accesibles para todos.

En este contexto, el Barcelona Living Lab se erige dentro de CIIMA-UP4 como un referente en la creación de soluciones que no solo abordan los retos inmediatos de la movilidad y la logística, sino que también contribuyen de manera significativa a la construcción de ciudades más sostenibles, inclusivas y seguras. Su enfoque integral y su capacidad para traducir la investigación en acciones concretas lo posicionan como un catalizador clave en la transformación positiva de las dinámicas urbanas hacia un futuro más sostenible.